Category Archive

Ecologia y Cambio Climatico

Nestlé patenta miles de componentes que produce el cuerpo humano
  • 6 julio, 2018

Advierten que “es una locura” que se conceda
a compañías patentes que se relacionan a la leche materna, células y fluidos

 

No solo Monsanto patenta componentes de la naturaleza, como semillas, orientando a los agricultores a comprar sólo aquellas certificadas, sino que Nestlé ahora está patentando componentes propios del ser humano, como la leche materna y otros elementos corporales.

La Organización Netzfrauen destacó que el hecho que los productos naturales, ya sean humanos o del mundo vegetal, como las semillas de las plantas, estén siendo patentadas y pasen a ser propiedad de grandes corporaciones es un gran cambio de gestión, que permite sólo a ellos su poder y dominio.

 

Netzfrauen criticó el hecho que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. defina a las células humanas como un fármaco, de manera que puedan entrar en competencia de los productos registrados.

 

 “Los pechos son de las mujeres y la leche que ellas producen les pertenece”.

“Las personas tienen sus células madre y sus fluidos tisulares. 
Una compañía que concede patentes que se relacionan con la leche materna es una locura”,
destacó en su reporte.

 

El ser humano cuenta con estos productos propios para poder defender el cuerpo de posibles virus y bacterias y otras enfermedades.

La leche materna cuenta con proteínas, lactosa, carbohidratos, triglicéridos y la grasa de la leche. Contiene el ácido oleico, que elimina las células tumorales grasos, además de los ácidos grasos insaturados y los ácidos grasos insaturados.

Con la lactancia, que en tiempos modernos se redujo a unos seis meses, y que en el pasado llegaba a los dos años, los bebés se mantienen sanos hasta que forman su propio sistema inmunitario y defensas que perdurarán en la vida.

El material genético en la leche materna no puede ser patentado para fines comerciales”, señala Netzfrauen, destacando que tampoco puede disponerse “como una factor adicional  a sus patentes existentes”.

En el mes de julio, la organización informó que Nestlé tenía 2.000 patentes de componentes de la leche materna.

 

Venta de productos paralelos

 

Paralelamente al cuestionamiento ético de la certificación de productos propios del cuerpo humano, en las redes sociales e Internet surgen negocios al margen de la ley donde son mencionados estos componentes.

En fórum femeninos difundidos en Internet, se leen publicidades de productos que se describen como patentados y autorizados por algún Ministerio de Salud y que supuestamente incluyen componentes de la leche materna “patentado”.

Estos productos vendidos en redes de comercio marginal, son normalmente ofrecidos para prevenir enfermedades como depresión, Alzheimer, cefalea y otros estados no normales, que pueden ser evitados con una sana alimentación desde la leche materna.

 

06/10/2013

La Gran Época
http://www.lagranepoca.com

#diadelanimal Sabías que algunos animales son considerados legalmente personas no humanas?
  • 29 abril, 2018

Causas judiciales en varios países abren una nueva vía
en el reconocimiento de los derechos de los animales.

 

Orangutana Sandra

Cuando se habla de personas no humanas se suelen identificar a los orangutanes, chimpancés, gorilas y bonobos, entre otros. Pero existen grupos que consideran comopersonas no humanas a animales como los delfines o las ballenas

Durante la Edad Media, la presencia de animales en los juzgados era frecuente.
El historiador Michel Postoureau ha documentado unos 60 casos, entre ellos el proceso en Francia en 1386 contra una cerda que se había comido el brazo de un niño.
Fue ajusticiada, pero el detalle impresionante es que compareció vestida de hombre y fue tratada como tal.
Ahora los animales están volviendo a los tribunales en circunstancias muy diferentes, aunque con un objetivo similar: ser tratados como personas.

Varias asociaciones están abriendo causas en Estados Unidos y América Latina en las que reclaman que los grandes simios reciban el título de “personas no humanas”.
Una juez de Buenos Aires acaba de reconocer ese estatuto a una orangutana llamada Sandra, recluida en un zoo. La semana pasada se presentó en Nueva York un caso de habeas corpus a favor del chimpancé Tommy.
Son procesos que buscan abrir una nueva era en los derechos de los animales.

 

“Persona no humana” puede parecer un concepto extraño, o incluso disparatado, pero la clave es que busca considerar a algunos animales como sujetos, no sólo como objetos de derechos.
La sentencia argentina mantiene que Sandra es “un sujeto no humano titular de derechos fundamentales” y que “como un sujeto, su cautiverio y exhibición viola los derechos que ella titulariza, aunque se le alimente y no sea tratada con crueldad”.
El abogado estadounidense Steven M. Wise, presidente del Nonhuman Rights Project, la organización pionera en este tipo de procesos, explica: “Ser una persona no humana representa que tienes derechos. Existe una división jurídica fundamental entre cosas y personas: nuestro objetivo es derribar el muro que deja a los animales del lado de las cosas, tienen que conseguir ser considerados personas y estar protegidos”. Wise ha llevado el caso de Tommy y de otros tres chimpancés en EE UU. >> leer mas

Persona no humana. Wikipedia
Causas judiciales en varios países abren una nueva vía
en el reconocimiento de los derechos de los animales.

Se conoce como persona no humana a la propuesta de creación de una figura jurídica postulada para ser concedida a ciertas especies de animales que demuestran poseer elevadas capacidades cognitivas y notable inteligencia, en comparación con el resto de las especies.
Está especialmente diseñada para intentar proteger los derechos de los chimpancés, orangutanes y restantes grandes simios.
Ya en varios países se han abierto causas judiciales basándose en este concepto.>>leer en Wikipedia

personas no humanas

La lucha por el reconocimiento de los derechos fundamentales de ciertas especies lleva años librándose.
Y con cada batalla, parece que su fin está un poco más cerca de un final feliz.

 

¿Dónde comienza y acaba una persona?

No hablamos de algo físico, sino de los derechos y emociones.
¿Qué hace que un animal como un primate homínido se desbanque del resto de especies y luche por unos derechos especiales?
Normalmente esta diferencia, grosso modo, se la atribuimos a las capacidades cognitivas y emotivas como la inteligencia, la empatía…
Y a medida que vamos aumentando nuestros conocimientos sobre el mundo que nos rodea nos percatamos de que ahí fuera, algunos animales se parecen a lo que nosotros consideramos “humano” de lo que creíamos.
Y aunque están amparados bajo las leyes de protección animal, ¿y si no fuera suficiente?
Tal vez es hora de considerar una revisión profunda de lo que estimamos como “persona”.
Tal vez es hora de crear una nueva figura ética, social y jurídica.
Tal vez es hora de darle la bienvenida a las personas no humanas.

 

Resultado de imagen para elefantes

¿Qué son las personas no humanas?


Consiste en una figura jurídica para defender los derechos de especies
con elevadas capacidades cognitivas y gran inteligencia

Vayamos al grano. El concepto de personas no humanas es mayormente jurídico.
Una figura nacida para defender los derechos de especies con elevadas capacidades cognitivas y gran inteligencia.

Cuando se habla de personas no humanas se suelen identificar a los orangutanes, chimpancés, gorilas y bonobos, entre otros. Pero existen grupos que consideran como personas no humanas a animales como los delfines o las ballenas.
La consideración de personas no humanas, como explicábamos, está relacionada con las capacidades cognitivas. A medida que entendemos mejor a los animales, comprendemos sus necesidades.

Por ejemplo, sabemos la capacidad individual de procesar información y usarla en su beneficio, la toma de conciencia de sí mismo, la empatía y las emociones demostradas en muchos de los animales nombrados.
En este sentido, se parecen muchísimo a nosotros.

¿Qué los diferencia, entonces?

¿Una cuestión meramente genética?

¿Intelectual?

¿Dónde están los límites?

Las cuestiones no son sencillas de resolver.

 

Derechos insuficientes

 

Actualmente los animales están protegidos por la ley de forma local.
Cada país, cada región, acata unas normas de protección fundamental que velan por los derechos de los animales. Sin embargo, dichas leyes son muy heterogéneas. Cada lugar tiene sus propias reglas e interpretaciones.
Casi todas las leyes promueven un buen trato, obligación de mantenimiento, etc.
Pero también es cierto que estas leyes están orientadas a la propiedad.
Pero los animales no son cosas. Son seres vivos.

En el caso de mamíferos superiores, las necesidades, sentimientos y capacidades están muy por encima que la de “las cosas”. Por ejemplo, es notable el comportamiento de chimpancés y orangutanes, los cuales pueden aprender a hablar mediante lenguaje de signos con los seres humanos.
Los delfines también han demostrado la capacidad de comunicarse con nosotros, así como otros rasgos cognitivos “elevados” (altruismo, placer, duelo, alegría, crueldad, curiosidad…).

Tratar a un animal con estas capacidades como si solo fuese una cosa con “necesidades” provoca el sufrimiento del animal. Por eso, los derechos de los animales a veces se muestran notablemente insuficientes.
De ahí surge la idea de elevar el estatus de algunas especies a personas no humanas.
De esta manera, dichos animales obtendrían, al menos, tres derechos fundamentales: derecho a la vida, a la libertad y a no ser maltratados ni física ni psicológicamente.

 

La gran guerra

Somos una especie acostumbrada a quitarle los derechos fundamentales a miembros de nuestra propia especie.
No obstante, la guerra por el reconocimiento de las personas no humanas todavía está lejos de acabarse.
Ya existen precedentes jurídicos importantes.
Entre ellos algunas acciones legales en Argentina y México.
También en España, algunos países de Europa e, incluso, Estados Unidos.

Con cada acción particular es una pequeña batalla cuya finalidad es considerar a estos animales, personas no humanas, como sujetos de derechos y no objetos.
Pero todavía queda mucho que hacer.

 

No por nada somos una especie acostumbrada, incluso, a quitarle los derechos fundamentales a miembros de nuestra propia especie. El tiempo dictará en qué clase de especie queremos convertirnos.> leer más

 

 

#DiaDeLaTierra | El Poder Curativo de los Árboles
  • 19 abril, 2018

.

Los Maestros taoístas advirtieron que los árboles son plantas sumamente poderosas.

 

No solo absorben dióxido de carbono para transformarlo en oxígeno, sino que también absorbe en fuerzas negativas y las transforman en energía sana.
Los árboles están muy bien arraigados en la tierra y, cuanto más enraizado el árbol, más arriba se extiende.
Los árboles permanecen de pie muy quietos y absorben la Energía de la Tierra y la Fuerza Universal de los Cielos.
Los árboles y todas las plantas tienen la capacidad de absorber la luz de las energías y transformarlas en alimento; de hecho, dependen de la luz para casi toda su alimentación en tanto que el agua y los minerales del suelo constituyen alrededor del 30 por 100 de su ingesta nutritiva. Tienen una vida muy larga.

 

 

 

 

 

 

El árbol, sanador y amigo

 

Los árboles son las plantas de la Tierra más grandes y evolucionadas en el plano espiritual.
Meditan en todo momento y la energía sutil es su lenguaje natural.
A medida que su dominio de este lenguaje aumente, podrá comenzar a entablar una relación con ellos.
Le ayudaran a abrir los canales de energía y a cultivar la calma, la presencia y la vitalidad.
Usted, a su vez, puede ayudarles con sus bloqueos y zonas debilitadas. Es una  relación mutuamente beneficiosa que precisa ser cultivada.

 

Elección de un árbol con el que trabajar

 

A lo largo de la historia, los seres humanos
usaron todas las partes del árbol como remedio para curar.
Los mejores árboles para sanar son los grandes, en especial los pinos.
Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida. También alimentan el alma y el espíritu.

Los pinos son los “Arboles Inmortales”.
La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos.
Si bien los pinos son a menudo la mejor elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.
Los más grandes son los que contienen más energía. Entre los más poderosos se encuentran los árboles que crecen junto al agua corriente. Algunos son más cálidos o fríos que otros.
Practique distinguir las diversas propiedades de los diferentes árboles.

  1. Los Cipreses y los Cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.
  2. Los Sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.
  3. Los Olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estómago.
  4. Los Arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.
  5. Las Acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.
  6. Las Higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.
  7. Los Canelos eliminan el frío del corazón y del abdomen.
  8. Los Abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos más rápido.
  9. Los Espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.
  10. Los Abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.
  11. Los Ciruelos nutren el bazo, el estómago, el páncreas y tranquilizan I a mente.
  12. Las Higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.
  13. Los Ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

No es necesario internarse demasiado en el bosque para buscar un árbol apropiado con el que trabajar.
Los árboles que están acostumbrados a tener personas alrededor comprenden nuestra energía y en realidad son más accesibles y amigables que los que están lejos en el bosque.
Los parques de las ciudades y los patios suburbanos están llenos de árboles poderosos y accesibles, a quienes les encantaría tener relaciones más cercanas con los humanos que dominan su medio.

Existe un determinado límite de tamaño de los arboles más accesibles a los seres humanos.
Si el árbol es demasiado pequeño, no tiene la suficiente energía para impresionarle.
Si es demasiado grande, el problema es el contrario, es decir que precisará más tiempo para que le interesen los árboles grandes.
Como fuente de energía sanadora, lo mejor es elegir un árbol grande y robusto dentro de la escala de tamaños accesibles. Para la interacción con humor, lo conveniente es escoger un árbol entre pequeño y mediano.
Si bien no es necesario trepar al árbol para establecer una relación, así se abre de veras un mundo completamente nuevo. Trepe con suavidad y cuidado para no dañarlo.

 

Establecer Comunión con un Árbol

Existen determinados métodos para acercarse, interactuar y alejarse de un árbol.
Siguiendo unos pasos específicos puede crear un rito de comunión en silencio que tanto usted como el árbol puedan comprender y así aumentar el potencial de la interacción armoniosa.
Los pasos provienen de la observación del curso natural de los acontecimientos en la comunión de la energía sutil y valen para la comunión con casi cualquier cosa: árbol, roca, ser humano o animal, si vieras los siguientes pasos corresponden específicamente a los árboles.
En primer lugar, cada árbol, al igual que cada persona, tiene una personalidad, anhelos y vida propia.

Los árboles difieren ampliamente en su gusto por el contacto humano.
Algunos son muy generosos y quieren dar toda la energía que absorben.
Otros son débiles o están enfermos y precisan su energía reparadora.
Algunos son simplemente almas amigables que disfrutan de la compañía del hombre.
Otros son bastante indiferentes a los hombres. Puede aprender y crecer trabajando con todos ellos.
Intente ser abierto y respetuoso en lugar de presionarlos para que sirvan a sus propósitos.
De esta manera, los árboles le proporcionaran algo más que otra fuente de energía Chi: amistad, expresión humorística y amor.
Los árboles aculan en una escala temporal más extensa que los seres humanos.
Puede contribuir a cerrar esta brecha regresando una y otra vez al mismo árbol para que se establezca una relación.

Visítelo en forma periódica para que el árbol sepa cuando irá y pueda esperarlo.
Es probable que perciba con toda claridad que el árbol realmente lo extraña cuando desaparece durante un tiempo más prolongado que el habitual.
La comunión espiritual con los árboles, de to das las actividades humanas, es la que más se asemeja a la unión sexual. Como tal, debería haber un toque de sensualidad y de ternura.
No siempre tiene que manejar la situación. Permítase relajarse y fundirse en la comunión.
Deje que el árbol lo conduzca hacia las maravillas de su vida interior.
Trabajar con árboles de este modo puede ayudar a descargar la frustración sexual.
Es probable que descubra que algunas de las prácticas presentadas aquí se pueden adaptar fácilmente para usar en el acto sexual.

Absorba energía Chi Yin con las palmas para compensar la energía Yang (Figura 2.29)

El mejor momento del día para practicar con un árbol es durante la mañana hasta el mediodía.

  1. Asuma una posturaPóngase de pie o siéntese dos o tres metros delante del árbol.
  2. Abrace a un árbol. Relájese y céntrese. Sienta como sus límites se desdibujan. Permítase ser más perceptivo y de alguna manera vulnerable, preparado para comunicarse con el árbol. Sienta cómo su campo energético se abre como una flor sin emitir ni absorber energía, solo se abre y está disponible (Figura 2.30)

De la bienvenidaExtienda los brazos y exponga la palma de las manos al árbol.
Extienda su energía hacia el árbol en actitud amistosa de “ofrenda”.
Cuando el árbol responda extendiendo su energía hacia usted, acéptela, inspire para llevarla dentro del cuerpo con una actitud de “bienvenida”.
Use la mente y los ojos de la siguiente manera: Con la parte inferior de los ojos, concéntrese en la punta de la nariz. Con la parte superior de los ojos, mire las palmas y el árbol.

Deje que su intuición lo guíe mientras responde otra vez al árbol con otro gesto de “ofrenda”.
Realice varios de estos intercambios. Tómese el tiempo y sienta lo que sucede.
Absorba la energía Chi con la palma izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.

  1. Lectura Paralela. Permanezca centrado en sí mismo, sin aproximarse ni retroceder, y observe la relación sutil que hay entre el árbol y usted. Use la concentración contemplativa para abstraerse en su conexión con el árbol sin intentar de manera activa cambiar o analizar lo que ocurre. No intente profundi­zar ni disminuir la comunión. Controle la propia energía y observe el árbol mientras este controla su energía y lo observa. Esto se conoce como Lectura Paralela. Este estado neutral puede producirse varias veces durante una sesión en niveles de intimidad profundos y no tantos.
  2. Atraerse y mantenerse unidos. Deje que el campo energético entre el árbol y usted se intensifique, se espese y contraiga para acercarlos y mantenerlos unidos. Puede que haya movimiento físico o no. La sensación es que los dos se envuelven en un capullo de energía a la vez que exponen sus corazones cada vez más al otro. Por Último, se estrechan en un abrazo.

Este acercamiento a menudo sucede de manera espontánea a medida que la ofrenda y la bienvenida se intensifican hasta convertirse en circular y compartir o a medida que este circular y compartir se profundizan cada vez más.

Como con todas las prácticas del Tao Sanador, es necesario que entrene la vista y la mente para mover y guiar la energía Chi. Esto le ayudará también a ejercitarse para reconocer y ser consciente de la calidad de la energía del árbol. Sienta la energía del árbol cuan do entra en el cuerpo. Cuando la envía al árbol, combínela con la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica). Sienta como ha mejorado la energía que regresa a usted desde el árbol: es fresca y sanadora. Observe asimismo como la calidad de la energía cambia después de nueve, 18, 24 y 36 ciclos.

Mueva la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi lentamente por el interior (lado Yin) del brazo izquierdo para hacerla subir por hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda hasta la coronilla. Desde aquí, haga descender la energía Chi por el lado derecho a la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho, el interior del brazo derecho hasta la palma de la mano derecha. Proyecte la energía Chi hacia afuera, hágala entrar en el tronco del árbol.
Absórbala una vez más en un círculo (el Circulo Energético Yin): 36 ciclos para los hombres y 24 ciclos para las mujeres.

Extiéndase a un nivel más profundo. Ahora comience a intercambiar energía con el árbol en un nivel más profundo. Compartir con el árbol en un nivel más profundo significa comunicar una parte determinada de su cuerpo con una parte determinada del cuerpo del árbol y respirar la energía de uno a otro.
Hacer circular significa ahora guiar la energía por un conducto que pasa por ambos cuerpos y regresa a su punto de partida. Puede guiar la energía Chi como en el punto anterior.
Finalmente descubrirá que hay varios esquemas diferentes posibles.
Inspirar y retener para no terminar en forma brusca.

Inspirar y retener es muy importante pues así evita absorber más energía del árbol de la que puede usar sin llegar al desequilibrio. También evita drenar demasiada energía de un árbol pequeño o débil o dejar demasiada de su energía negativa sin procesar en ese árbol.
Además, sella las conexiones que hizo con el árbol para que la energía no se escape al aire una vez que se haya ido. Todo esto contribuye a una meditación estéticamente completa y demuestra respeto por el árbol.
Cuando sienta que ya es suficiente y quiera comenzar a regresar al estado de conciencia normal o a un nivel de comunión menos profundo, intente hacerlo de manera lenta y gradual para no alterar la belleza de lo que ha compartido. Sentirá que poco a poco regresa a usted mismo, puede separar la energía que le pertenece de la energía del alto y establecer nuevamente el límite entre los dos.

Cabe advertir a esta altura que si después de haber sanado siente todavía mucha energía en las manos, cierre el punto de la coronilla para sellarlo a fin de que su energía sanadora no siga fluyendo hacia afuera.
A los árboles les gusta mucho a comunicación con el hombre y es probable que deba esperar mucho tiempo hasta que el árbol le diga que se vaya.

  1. Debe desviar la atención poco a poco del contacto con el árbol y concentrarse más en su persona.
  2. Al hacerlo, mucha de la energía compartida entrara en su cuerpo, entonces “empuje hacia atrás” la corriente de energía del árbol para evitar que entre, a la vez que permite que su energía humana regrese.
  3. Luego, cuando sus polaridades se inviertan, deje que la energía del árbol regrese a él pero mantenga su energía consciente dentro del cuerpo.
  4. Después de algunos intercambios, el árbol comprenderá su intención y comenzara a cooperar. En unos pocos minutos habrá regresado por completo a su cuerpo y estará preparado para el cierre.
  5. Para librarse de un esquema de circulación poderoso, concentre la atención poco a poco en la región umbilical, el lugar donde finalizar la meditación. A medida que la energía se acumula allí, deje que cualquier exceso de energía fluya dentro del árbol.
  6. Si el árbol intenta proporcionarle energía desde otro punto, rechace este flujo de la manera descrita más atrás.

A la larga el esquema cesara y podrá compartir la energía con el árbol en el punto escogido.
Ahora puede separar la energía que le pertenece de la del árbol, para finalizar la retirada.

Cuando la comunión con el árbol es muy intensa, es probable que deba “alejarse demasiado lejos” para retirarse de una sola vez. En cambio, después de inspirar y retener en forma parcial, continúe haciendo circular y compartiendo pero de modo no tan intenso. Poco a poco, después de repetir varias veces estos pasos, volverá por completo a usted mismo.

  1. Cierre. Siempre termine con un cierre. El cierre es un gesto preciso y de alguna manera abrupto que rompe la conexión, asegura cualquier curación que se haya realizado e imparte un sentimiento de buena voluntad, todo esto en uno o dos segundos. El cierre puede ser un movimiento, un sonido o simplemen­te un cambio en el campo de energía sutil, como aplaudir con las manos o asentir con la cabeza.
    Un movimiento suave del purio en arco hacia arriba que termina con un leve puñetazo hacia abajo es muy eficaz. Los sonidos “Ah” y “Amen” que se utilizan para terminar las plegarias también son ejemplos de gestos de cierre, como darse la mano con fuerza o un pequeño apretón al final de un abrazo.
    Además de estos gestos de cierre, despídase con la mano o dele un beso rápido al tronco para terminar el cierre.

Las secciones 7), 8) y 9) se usan para intensificar, aligerar y terminar los ejercicios que se explican a continuación y se pueden usar en cualquier momento para terminar la comunicación con el árbol escogido.

 Absorba la energía Yang con los dedos para compensar la energía Yin


  1. Póngase de pie a unos dos o tres metros delante del árbol. Acérquese al árbol lenta y suavemente. Sienta como el campo energético  que lo rodea se vuelve espeso como la miel.
  2. Estire los brazos hacia el árbol con las Palmas mirando hacia el tronco y los dedos extendidos.
  3. Mientras se acomoda lentamente para estar más cerca del árbol, menos “miel” lo separa de las energías brillantes que se encuentran en su corazón.
  4. De igual modo, su resplandor se revela al árbol.
  5. Al mismo tiempo, la energía parecida a la miel que lo rodea actúa como
  6. Cuando llega al árbol y lo envuelve en un gran abrazo, las energías radiantes de ambos se unen y es probable que durante unos instantes se pierda en la dicha de la unión.
  7. Después de establecer contacto de este modo, tal vez sea preciso que se quede quieto durante un rato hasta que las otras conexiones más profundas entre usted y el árbol se estabilicen y simplifiquen. Pronto se encontrara en el estado de lectura paralela descrito anteriormente, a partir del cual tiara circular y compartirá la energía.
  8. Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, concéntrese en la punta de la nariz con la mente, la vista y la parte inferior de los ojos. La parte superior de los ojos miran hacia las yemas de los dedos y el árbol.
  9. Absorba la energía Chi con los dedos de la mano izquierda, la mente y la parte superior de los ojos.
  10. Mueva poco a poco la parte superior de los ojos para guiar la energía Chi hacia arriba por el exterior (lado Yang) del brazo izquierdo, el hombro izquierdo, el lado izquierdo del cuello, la oreja izquierda y la coronilla. Lleve la energía hacia abajo por el lado derecho comenzando por la parte posterior de la oreja derecha, el lado derecho del cuello, el hombro derecho y el exterior del brazo derecho hasta la palma y los dedos de la mano derecha. Proyecte la energía hacia afuera desde los dedos, combínela con la Energía de la Partícula Cósmica y guíela dentro del tronco. Absórbala otra vez en un círculo. Los hombres repiten el ciclo 36 veces; las mujeres, 24 veces (Véase Figura 2.30).

Si desea terminar la experiencia en este momento después, siga las instrucciones de la sección a), puntos 7), 8) y 9) para intensificar, aligerar y romper por Ultimo su conexión con el árbol.

El Circulo de Energía Yang le ayudara a volverse más sensible al dolor agudo y más superficial, así como a la energía de los Órganos Yang (intestinos delgado y grueso, vesícula biliar, vejiga y estomago).

Absorba la energía Chi del árbol con las palmas; el lado Yin

  1. Siéntese o póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol.
  2. Extienda los brazos hacia el árbol con las palmas mirando el tronco (Figura 2.31).
    Sienta primero la energía del árbol. Cuando sienta la energía Chi del árbol, absórbala con la mente, los ojos y las palmas por medio de estas Últimas.
    Lleve la energía Chi hacia arriba por el interior (los lados Yin) de ambos brazos hacia los hombros, ambos lados del cuello, las orejas izquierda y derecha y la coronilla. Desde la coronilla lleve la energía hacia abajo por el Canal Funcional hasta la mitad de la ceja, la garganta, el corazón, el plexo solar, el ombligo y el caldero detrás del ombligo.
  3. Siga llevando la energía hacia abajo desde el caldero hasta el perineo, las plantas de los pies y luego aproximadamente hacia tres metros dentro del suelo.
  4. Lleve la energía hacia arriba hasta las raíces del árbol, luego dentro del tronco. Sienta como su energía fluye por el árbol, luego emerge del tronco y entra en su palma. Repita el ciclo nueve, 18, 24 6 36 veces.
  5. Practique enviar su energía por el tronco desde la palma de la mano derecha, a través del árbol, a la palma de la mano izquierda y desde la palma izquierda, a través del árbol, a la palma derecha. Los hombres deberían practicar durante 36 ciclos; las mujeres durante 24.
  6. Trate de distinguir las distintas partes del árbol. Comience por la parte superior del tronco.
    Envíe su energía dentro del árbol y sienta  como reverbera. Arrodíllese lentamente para practicar con la parte inferior del tronco. Luego practique con las raíces. Sienta e intercambie la fuerza con el árbol.

Absorba la energía Chi del árbol por la coronilla

  1. Póngase de pie a unos dos o tres metros delante de un árbol con los brazos al costado del cuerpo. Sienta el aura del árbol (Figura 2.32).
  2. Si no la siente, puede acercarse un poco más.
  3. Cuando sienta el aura del árbol, absorba la energía por la coronilla. La energía equilibrada del árbol es suave y tiene un efecto sanador muy poderoso.
  4. Absorba la energía del árbol por la coronilla y déjela circular hacia abajo por los Canales Impulsores o por el Canal Funcional hasta el perineo y después hasta ambos pies. Exhale la energía por las plantas de los pies dentro de la tierra. Lleve la energía desde el suelo a las raíces y luego hacia arriba por el tronco.
  5. Sienta cómo absorbe la Energía de la Tierra y la del árbol (Figura 2.33) y corno éstas purifican su energía y eliminan la energía malsana o negativa. Cuando sienta que brota desde el tronco, absorba la Energía del Plano Humano (Partícula Cósmica) y regrese la energía a la coronilla. Sentirá que las energías combinadas nutren el cerebro, las glándulas y los Órganos. Repita el proceso nueve, 18 6 36 veces.

 

Compartir con el árbol desde el corazón.

En este modelo, la energía del árbol fluye a través de los brazos y el centro del corazón. Puede usarlo para limpiar los brazos del sanador de la energía enferma que se haya acumulado durante el trabajo, o simplemente para abrir el corazón.

  1. Adopte cualquier postura cómoda en la que pueda alcanzar una rama sin esforzarse.
  2. Alargue un brazo hasta que pueda tocar el árbol con la palma o la punta de los dedos. Sienta la energía vital bajo la corteza y haga contacto con ella, dando un cierto tiempo para que el contacto se desarrolle.
  3. Al cabo de un tiempo sentirá que comienza a compartir, como si un aura suave se transmitiera en ambas direcciones entre su mano y el árbol.
  4. Amplié el proceso gradualmente hasta que se encuentre inhalando y exhalando energía a lo largo de todo el brazo, desde el centro de su corazón al árbol y viceversa. Permita que este flujo mutuo se prolongue por un rato.
  5. Ahora incluya el otro brazo. Puede apoyarlo en la misma rama, cerca de la otra mano, o puede apoyarlo en otra rama.
  6. Permita que la energía del árbol fluya a lo largo de un brazo, se mezcle con su propia energía en el centro del corazón y fluya por el otro brazo. Cada poco invierta la dirección del flujo en un brazo o en los dos.
  7. Para una experiencia más profunda, intente extender el flujo desde el corazón hasta el ombligo, dejándolo correr desde el árbol al corazón, de allí al ombligo y luego retornar.
  8. ¡ dónde va la energía después de salir de sus manos y entrar en el árbol?
    Si sigue su recorrido con la mente, comenzará a descubrir algo más respecto a la sutil anatomía del árbol.
  9. Puede que descubra aéreas bloqueadas o congestionado sobre las que puede trabajar haciendo circular la energía de una mano a la otra. Sienta la respuesta del árbol hacia estos esfuerzos y permita que le guíe su intuición.


Absorber la Energía de la Tierra

 

  1. Genere calor en su ombligo y lleve la energía hacia la coronilla.
  2. Proyecte la energía Chi hacia el exterior hasta la cima del tronco del árbol.
    Entre en el árbol y sienta que establece una conexión con el.
  3. Durante este proceso puede pararse a cierta distancia del árbol (entre tres y diez metros).
    A medida que progrese en esta práctica podrá proyectar su energía hacia el árbol con facilidad desde una distancia mayor. Permita que el árbol absorba la energía enferma o negativa.
    La energía que retorne a usted estará en equilibrio.
  4. Permita que su energía fluya tronco abajo hasta alcanzar las raíces e introducirse en la tierra
    (Figura 2.34).

Deje que la Energía de la Tierra purifique su propia energía. Absorba esta energía combinada a través de las plantas de los pies, subiendo hasta el perineo y luego ascendiendo a través de los Canales Impulsores o a través del Canal Gobernante que corre a lo largo de la espina dorsal. Permita que la energía fluya hasta la coronilla y proyéctela una vez más hacia el exterior. Repita el proceso nueve, dieciocho o treinta y seis veces.

Cuantas más veces se repita el procedimiento, tanto más se refinara o incrementara la energía. Notar que los Canales Impulsores y la Orbita Microcósmica se tornan más claros y brillantes. Una vez que haya establecido una buena conexi6n con el árbol, podrá enviar su energía enferma hacia el árbol a distancia, para refinar su propia energía o mejorar su estado de salud.

Meditar mientras se esta sentado bajo un árbol

Una vez que haya desarrollado su capacidad de sentir la energía Chi del árbol, podrá sentarse bajo el árbol a meditar. Absorba la energía del árbol a través de las estaciones (puntos) de la Orbita Microcósmica (Figura 2.35)

 

*Todo lo escrito aquí sobre el Tao está extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia

El mundo según Monsanto. En español y completo.
  • 19 mayo, 2017

Documental que denuncia los efectos negativos que provocan los productos agroquímicos y las semillas de soja transgénica que comercializa la empresa más grande del mundo del sector.
En síntesis, expone la cara más oscura de la lógica económica neoliberal, a través de la realidad agrícola de América del Norte y del Sur, especialmente de Argentina.Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo.
Quien dice semilla, dice Monsanto, pero también dice alimentos.

Es la empresa norteamericana que maneja el mercado mundial de la soja.
Es la misma empresa que fabricó PCB, y ocultó durante 50 años que ese aceite era cancerígeno.
Es la empresa que produce y que patentó las semillas de soja genéticamente modificadas, para resistir agroquímicos y tempestades, etc.

Dirección: Marie-Monique Robin

El Veneno Está en la Mesa
  • 19 mayo, 2017

Documental realizado por el cineasta Brasileño Silvio Tendler sobre agrotóxicos en 2011, que muestra al público el peligro que representa para los trabajadores, para los ciudadanos y la forma en que están comiendo mal y peligrosamente, a causa de un modelo agrícola perverso, basado en los agronegocios.

Loto Azul de Egipto o Loto Azul Sagrado
  • 8 mayo, 2017

Nymphaea caerulea, el loto psicoactivo más bello del mundo
LA NYMPHAEA CAERULEA O LOTO AZUL DE EGIPTO REPRESENTA LA ALEGORÍA ORIENTAL DE LA REENCARNACIÓN, Y TIENE PROPIEDADES MEDICINALES Y PSICOACTIVAS MUY PARECIDAS A SU ASPECTO A LA VEZ ESTIMULANTE Y LEVE

En la filosofía oriental, la alegoría es reina.
Detrás del nombre de una flor, de su forma o comportamiento, hay una metáfora que alude a alguna de las grandes verdades del universo. Los lotos siempre han sido figuras alegóricas de la iluminación (surgir del pantano hacia la luz); pero el caso específico del loto azul (Nymphaea caerulea) es uno de los más persuasivos y elegantes.

La Nymphaea caerulea, también conocida como loto azul de Egipto o loto azul sagrado, crece a lo largo del Nilo y en algunos otros lugares del subcontinente indio y de Tailandia.
Quizá su papel más conocido en egiptología es su asociación con el renacimiento; el loto azul es su metáfora perfecta: al amanecer surge del agua y florece hasta el ocaso del día, luego se hunde bajo la superficie del agua y pasa allí toda la noche.
Así cada día, todos los días. Es como el Sol.

Asimismo, la hermosa ninfa egipcia tiene propiedades psicoactivas y medicinales; su esencia es descrita como “tranquilizante” y “sutilmente eufórica”. Los reportes sobre sus efectos son, de hecho, muy parecidos a su aspecto. “El efecto principal que sentirás es una sensación placentera de calidez alrededor de la cabeza y el cuerpo superior; un sentimiento muy cómodo, como de ensueño, con un sutil efecto estimulante”.

Todo lo que se habla sobre el loto azul de Egipto, ya sea figurativo o psicoactivo, es adivinable con verlo.
Es quizá del color del velo que separa este reino de los otros, y es igual de volátil, de leve y de “sutilmente eufórico”. De ahí que, durante más de 3 mil años, los egipcios usaran esta flor como sacramento espiritual y que fuera la más sagrada de la plantas, asociada con el dios Ra, proveedor de luz.

Hoy en día la flor se usa para expandir la conciencia en ceremonias de meditación, y muchas personas utilizan sus efectos de trance somnífero para reforzar el estado alfa del sueño o para inducir sueños lúcidos.
Pero puede consumirse en extracto en dosis de 6 a 12 gotas para reforzar la salud general.
La Nymphaea caerulea fresca, tomada en té o remojada en vino, proporciona una leve tranquilidad azulosa y lúcida, una alegoría perfecta de su aspecto a la vez onírico y vibrante.

Fuente:  http://pijamasurf.com

Inspirate con Ser Azul, seguinos!

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
Follow by Email