Category Archive

sabiduria femenina

Entrevista a la antropóloga Rita Segato, estudiosa de la violencia machista
  • 27 diciembre, 2018

En un reportaje de Mariana Carbajal en Pagina 12 la 
antropóloga destacó varias reflexiones imprescindibles para analizar la problematica de la Violencia Machista.Mariana Segato advirtió sobre los peligros de la “glamorización” de la violencia sexual en la pantalla y de la “despolitización de lo que está sucediendo”, en relación al impacto que generó el caso en la sociedad.
Read More

Entrevista a la antropóloga Rita Segato, estudiosa de la violencia machista
  • 17 diciembre, 2018

La Antropologa Rita Segato,destacó varias reflexiones imprescindibles para analizar la problematica de la Violencia Machista en un oportuno Reportaje de  Mariana Carbajal en Pagina 12

Read More

25 Noviembre: El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
  • 24 noviembre, 2018

Fecha fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 50/134 el 17 de diciembre de 1999.
Se conmemora anualmente en memoria de las hermanas Mirabal en Rep. Dominicana donde se registró el asesinato de las tres hermanas Mirabal, hecho que tuvo lugar el 25 de noviembre de 1960, por órdenes del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.
Read More

Cazas de Brujas: el genocidio de mujeres sabias y libres
  • 21 octubre, 2018

Cazas de Brujas: el genocidio de mujeres sabias y libres
Estados e Iglesia ejecutaron a 9 millones de mujeres
en Occidente en los siglos XVI y XVII

[wds id=”5″]

Se estima que nueve millones de mujeres fueron víctimas de un genocidio en Europa y Estados Unidos durante los sigos XVI y XVII, acusadas de brujería.
Sin embargo, las brujas no han pasado a la historia por su valor, independencia y sabiduría sino como un icono de maldad y terror, que forma parte de relatos para niñas y niños, películas, literatura y leyendas, que todavía se transmiten de generación en generación.

El feminismo, sobre todo desde los años 70, ha rescatado hasta nuestros días la verdadera historia que se esconde tras la caza de brujas: el nacimiento del nuevo sistema económico en la Edad Media .
La Iglesia y Estado se aliaron para imponer una moral y un régimen de dominio de las tierras y los bienes en el que cualquier resistencia era pagada con el aislamiento y la muerte.

¿Qué ocurrió entonces con las mujeres que estudiaban
los remedios naturales y propiedades de curación de las hierbas?
¿Y las que se encargaban de la natalidad y de practicar abortos?


Durante el advenimiento del capitalismo, se intensificó el control hacia las mujeres, sus cuerpos, la maternidad, su rol social, y las piezas rebeldes, como estas mujeres independientes y liberadas sexualmente, fueron víctimas de un genocidio de dos siglos “que junto a la trata de esclavos y la conquista de América, fueron imprescindibles para instaurar el capitalismo moderno”,
en palabras de Silvia Federici, autora de ‘Calibán y la bruja’.
Este libro es fundamental para conocer esta etapa de la historia
y cómo la herejía y la brujería no eran más que supuestos delitos instaurados por la misoginia.

Apropiación de tierras y violencia sexual

Curanderas, profetas, artesanas,… la actividad de estas mujeres que sostenían comunidades humildes y campesinas las convirtió en sospechosas por desafiar el orden patriarcal y, tal y como se relata en el libro ‘La caza de brujas en Europa. 200 años de terror misógino’, de Anne Lewellyn, fueron perseguidas, torturadas y víctimas de violencia sexual.

Muchas ejercían el papel de lideresas espirituales y eran ejecutadas en público como una forma más de intimidar a la sociedad.
Y las víctimas idóneas eran viudas de mucha edad, ya debilitadas y dependientes del Estado, así como “mujeres sin marido, hermanos o hijos que eran acusadas de brujería con más frecuencia para apoderarse de sus propiedades”, como se indica en la investigación de Carol Karlsen sobre los procesos de brujería en Nueva Inglaterra.

Con estos asesinatos ejemplares, todas las mujeres estaban bajo sospecha si cuestionaban la obediencia. Muchas de ellas eran víctimas de violencia machista en un contexto “de supremacía de las relaciones sociales masculinas”.

“El sistema patriarcal también explica por qué muchas supuestas ‘brujas’ fueron acusadas por otras mujeres: si una disgustaba o amenazaba a los hombres de la comunidad, también era considerada peligrosa por las mujeres que dependían de estos hombres o que se identificaban con ellos.
La interiorización de la “no aceptabilidad es muy profunda”,
explica Lewellyn.


Alemania: el epicentro en Europa

La caza de brujas fue más o menos intensa en los diferentes estados y países.
En Europa, en Alemania y los países de su entorno se produjeron entre la mitad y las tres cuartas partes de las ejecuciones, en Escocia se dieron muchos casos pero en cambio no se conocen en Irlanda. En los países francófonos se asoció la brujería con la “posesión demoniaca”.
Y en Italia y España, aunque hubo muchas investigaciones, apenas se ejecutaron mujeres.

Es evidente que, a pesar de todo lo que ya se ha escrito y reivindicado desde el feminismo, la verdadera historia de la caza de brujas debe continuar siendo indagada ya que entronca directamente con el origen del feminismo y con una espiritualidad y forma de liderar específica de aquellos grupos de mujeres.
Como señalan las integrantes de W.I.T.C.H, “la historia oculta de la liberación de las mujeres comenzó con brujas y gitanas, porque son las más antiguas guerrilleras y luchadoras de la resistencia”.

(Fuentes: ‘Calibán y la bruja’, de Silvia Federici; ‘La caza de brujas en Europa. 200 años de terror misógino’. Editorial Tikal; ‘W.I,T.C.H. Comunicados y hechizos’. Editorial La Felguera).
www.feminismo.about.com

Rota se camina igual
  • 27 septiembre, 2018

“Rota se camina igual”: la psicóloga que hizo conocida Pampita
y es furor por sus textos en las redes.

Lorena Pronsky creó Curame, una comunidad en Facebook
donde muchas personas logran expresar sus propios dolores y angustias.

Ella, con un lenguaje sencillo, contundente y, a veces, descarnado,
logra poner en palabras aquellas emociones que muchos no pueden decir.

rota

“Uno tiene que curarse primero. Te andan obligando a disfrutar el momento, a soltar lo que te hace mal, a dejarte fluir con las circunstancias y a entregarle todo al Universo para que suceda lo que convenga. Uno primero tiene que curarse. Dejen de mentirle a la gente rota que todos sabemos que a nadie deja de sangrarle la herida por poner las patas en el agua y acariciar al perro mientras se les agradece la existencia a las tostadas que comemos todas las mañanas. La gente pide magia para que no duela y entonces se lo cree, y después los ves por ahí sintiendo culpa por no tener los huevos necesarios para salir a bailar y reírse a carcajadas mientras acaba de enterrar en el medio del pecho al amor de su vida”, dice Lorena Pronsky, que se hizo conocida cuando Pampita posteó su texto Rota se camina igual.

¿Por qué hay tanta gente exponiendo sus dolores públicamente?
Podría hacer la misma pregunta al revés ¿Por qué hay tantas personas ocultando su dolor?

“La gente expone su dolor porque, muchas veces, no tiene otro espacio donde hacerlo. En esta página, no se interpretan los mensajes, se lee y se acompaña. Nadie juzga ni analiza, ni cuestiona el sentir de quien se expresa. Probablemente, por miedo a que todo eso suceda, también, lo esconden. Lo viven entre cuatro paredes y en silencio por temor a ser acusados. La gente en situación de dolor no necesita ser analizada permanente y fuera de contexto. De nuestro entorno, uno espera amor y presencia, un espacio para sentirse escuchado, tenido en cuenta y mimado. Quizá, sea esa la razón por la cual, muchas personas, evitan exponer su dolor en su círculo más íntimo”

“No sabemos qué hacer con el dolor del otro”, Lorena Pronsky lo afirma con mucha contundencia

¿Por qué?

“La gente está apurada, tiene sus propios conflictos y muchas veces el dolor ajeno la estorba. Le demanda un tiempo que no está dispuesta a ceder. En algunas personas, la creencia de que debe decir algo para calmar ese dolor de manera eficaz es muy fuerte. Le decimos y le deseamos que se sane pronto, que tome algo para estar mejor, que salga, que disfrute y que trate de olvidar. Le decimos que haga algo para que se le pase y todo esto se convierte en una exigencia a su voluntad, que probablemente en su momento de dolor, no tenga. >> leer más

 

Por Natalia Carcavallo

A Nuestras Pequeñas Lunas
  • 9 enero, 2018

DARLE LA BIENVENIDA A LA PRIMERA MENSTRUACIÓN

lunas
Imagina que eres una niña de trece años.
Vamos a hacer un breve recorrido por diferentes culturas del mundo
para conocer algunas maneras de celebrar tu primera menstruación.

Imagina que eres una niña Apache.

El día que empiezas a menstruar, te sientes muy orgullosa porque sabes que todo el pueblo va a celebrarlo contigo.
Vas a la cabaña de tu madrina con una pluma de águila para darle la noticia.
Ella te va enseñar todo lo que necesitas saber para convertirte en mujer.

Primero vas a una cabaña especial, y te quedas sola durante un tiempo.
Haces un ayuno para limpiar tu cuerpo.
Cuando estás lista, tu madrina te explica que te ha bajado la regla porque ahora eres fértil y podrás tener tus propios hijos.
Te enseña muchas cosas sobre la menstruación, la fertilidad, la sexualidad, la contracepción y los rituales femeninos.

Mientras estás aprendiendo con ella, las mujeres te hacen un vestido especial.
Tu madrina te prepara para tu ceremonia, enseñándote un baile especial.
Por ultimo, hay una gran celebración con toda tu comunidad.
Recibes muchos regalos y bendiciones, y después, como “dadora de vida”, das tus bendiciones a la tribu.

Ahora vamos a la tribu Aiary, en Brasil.

Cuando anuncias la llegada de tu primera menstruación, toda tu familia y tus amigos se juntan contigo.
Tu madre corta simbólicamente tus trenzas de niña, y todos te piden un pelo para la buena suerte.
Durante un mes, hasta tu próxima menstruación, solo puedes comer pan y pescado, para purificar tu cuerpo y tu mente.
Al llegar tu segunda regla, tu padre se levanta al amanecer y canta una canción especial, invitando todo el pueblo a una fiesta donde puedes comer todo lo que quieras!

Continuamos nuestro viaje, cruzando el océano Atlántico.

Llegamos a Nigeria, a la tribu Tiv.

El día de tu primer período, tu comunidad te ve como dadora de fertilidad y portadora de buena suerte.
Caminas sobre todos los campos de tu pueblo, bendiciendo el suelo y propiciando una gran cosecha. Durante una ceremonia en tu honor recibes un tatuaje de fertilidad bajo tu ombligo.
A partir de ahora lo enseñas orgullosamente a todo el mundo, mostrando que ya no eres una niña.

Ahora cruzamos el Océano Índico y acabamos nuestro recorrido en Sri Lanka.
Aquí tomas un baño especial el día que llega tu primera regla.
Con ello dejas de ser niña y sales del baño como mujer joven.
Llevas un vestido blanco, el color de la iniciación.
Tu familia prepara una celebración en la que recibes muchos regalos y deseos para una vida feliz, sana y próspera.

Volvemos a la cultura occidental.
A través de varios grupos de mujeres de Inglaterra, Canadá, Estados Unidos y el Estado Español interesadas en redescubrir la mujer, hemos compartido nuestras primeras experiencias de la menstruación.
Salvo unos padres que abrieron una botella de cava, todo el mundo a nuestro alrededor respondió con una mezcla de vergüenza, secreto y trivialidad – cuanto menos se hablara de ello mejor, excepto para darte algunas toallitas sanitarias.

Sentimos una gran falta de información, y una gran falta de reconocimiento del cambio que estaba sucediendo dentro de nuestros cuerpos y emociones.
A la vez sentimos ilusión, curiosidad, excitación, orgullo, confusión, miedo, tristeza y pena.
Todas sabíamos intuitivamente que algo estaba muriendo —que de alguna manera era el fin de la infancia y se abría un mundo nuevo y desconocido.

En los momentos de transición en la vida, como el nacimiento y la muerte, los seres humanos siempre necesitamos reconocer y honrar estos cambios en un entorno social con algún tipo de rito.
En el caso de la primera menstruación, es un acontecimiento que en nuestra sociedad vivimos de una manera muy solitaria, sobre todo porque la menstruación en sí se ve como algo desagradable, inconveniente y que preferiríamos que no existiera.

El valor que asignamos a la primera menstruación está relacionado con el valor que nos asignamos como mujeres.
Siempre llevamos la memoria de esta experiencia con nosotras, e influye de una manera profunda sobre nuestra autoestima y nuestra salud.

Sophia Style

Inspirate con Ser Azul, seguinos!

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
Follow by Email