fbpx
Libra

  • 20 septiembre, 2018

Libra, como todos los signos Cardinales, marca el comienzo de las estaciones, en este caso, la primavera para el hemisferio sur y el otoño para los que viven al Norte del Ecuador, donde se originó la Astrología.

Simbólicamente, es el momento en que la naturaleza ha cumplido su ciclo y se prepara para su descanso invernal.

Las horas de luz y de oscuridad se equilibran, repartiéndose el día en perfecta igualdad, a eso se le llama Equinoccio (del latín aequinoctium Equus nocte, “noche igual”).

Los solsticios y los equinoccios son las fiestas solares que fueron piedras angulares de muchas de las antiguas religiones paganas. Diversas tradiciones navideñas se basan en las antiguas costumbres del solsticio de invierno, al igual que muchas de las costumbres de Semana Santa tienen sus raíces en la tradición del equinoccio de primavera (para el hemisferio norte).

En los Misterios de Isis y Osiris, Plutarco dice: “a la primavera se le da el nombre de Perséfone”.
Es en primavera cuando Perséfone, hija de Démeter, sale de los infiernos, donde fue raptada por Hades y trae la vida sobre la tierra. Cuando empieza el otoño, bajará a su morada subterránea y escondida.

Estos dos momentos marcan el ciclo de los Misterios de Eleusis, donde se celebraban los ritos correspondientes con la agricultura y las estaciones del año, en particular con la primavera, y con el regreso de la joven, la vuelta del verdor y la vida. La primavera, es el momento del año en que la fuerza del cielo se puede convertir en la bendición que engendra al hombre regenerado, el origen del mundo por venir que vence a la muerte: representa el ciclo recurrente de muerte y renacimiento -la planta muere para vivir- el eterno retorno.

Libra aporta en su balanza el símbolo del equilibrio, regido por Venus, su aire es un soplo continuo de brisa templada y conservadora. Sin embargo, es versátil y cualquier influjo la puede hacer cambiar, es por eso por lo que sus nativos deben prestar atención a los cambios caprichosos y a las indecisiones.

Libra por Josephine Wall

Cómo son los nacidos bajo el Signo de Libra

Como todo signo de Aire, Libra requiere del estímulo intelectual, del razonamiento y de la conversación; a sus nativos les gusta vestirse y oler bien, son elegantes, refinados y de buenos modales. Necesitan amor y lo buscan constantemente. Tienen un sentido innato de la justicia, son conciliadores, saben limar asperezas y los trastorna el hecho de estar en ambientes hostiles.

Les atrae todo lo relacionado con Venus: el arte, la moda, la decoración, el diseño y todo lo que sea bello y armonioso. La cultura en general también los seduce con fuerza, la poesía y la buena lectura le son afines. Las relaciones humanas, la convivencia social y la diplomacia son algunas de sus capacidades; les gusta divertirse y las fiestas, a veces pueden pecar de indolentes y dependientes de los demás.

Las partes del cuerpo que corresponden a Libra son los riñones, las nalgas y la región lumbar, por eso sus nativos tienen predisposición a sufrir dolores de cintura y problemas renales, y, por asociación refleja, también de cabeza (Aries).

Si Libra posee una Carta Natal armónica, podremos encontrar las siguientes virtudes: armonía, amabilidad, sociabilidad, justicia, delicadeza, consideración por los demás, elevación moral y espiritual.

Cuando el conjunto de la Carta es inarmónico, los defectos pueden relacionarse con el exceso de locuacidad, la permeabilidad a las influencias externas, ser incapaz de decidir y el tener excesiva sed de reconocimiento social.

Patricia Kesselman.
www.kesselman.com.ar

error

Inspirate con Ser Azul, seguinos!

Facebook
Instagram
Pinterest
Follow by Email
RSS
A %d blogueros les gusta esto: