fbpx

Luna llena en Géminis de diciembre 2021

La Luna llena en Geminis y última del año, favorece la comunicación y flexibiliza la mente.
Los tránsitos que la acompañan y su influencia en el zodiaco.
Por Patricia Kesselman

Conjunción de astros: efectos de la Luna llena

Un modelo de ciclo se inicia con la conjunción entre dos astros y se produce cuando el planeta más rápido alcanza al más lento. A partir de entonces, todos los aspectos posteriores entre ambos planetas hasta la nueva conjunción se interpretarán con respecto al momento de la conjunción.

En cada Luna nueva algo nace, crece, llega a su apogeo (Luna llena), decrece y muere.

La Luna llena se produce cuando el Sol y la Luna se encuentran diametralmente opuestos. Los astrólogos lo llamamos “oposición” y es el aspecto que indica la culminación de un proceso iniciado con la Luna Nueva.

Todo lo que ha sido estimulado en esa Luna llega aquí a su máximo desarrollo. Durante esta fase hay más necesidad de expansión social y necesidad de relación.

Durante la Luna llena, nuestras emociones están más a flor de piel. Cuando la Luna está llena de luz, inquieta los ánimos, hace perder terreno a la razón y desata las emociones; por eso, es un período muy propicio para la creatividad, y para recoger los frutos de todo lo hecho a lo largo del ciclo.

La Luna llena favorece las ventas, los planes, la reorganización, las fusiones de empresas y las conferencias, las fiestas y los encuentros sociales. Se está más activo y surgen situaciones con personas que traen respuestas o soluciones a los problemas. Las iniciativas de trabajo tienen ingredientes que lo facilitan.

En cada Luna nueva algo nace, crece, llega a su apogeo (Luna llena), decrece y muere.

Pero la Luna llena también activa las emociones y al parecer aumentan los incidentes y los delitos emocionales. El organismo tiende a alterarse con más facilidad y las jaquecas y migrañas son típicas de esta fase. No es buena idea someterse a una cirugía durante la luna llena, el riesgo de la hemorragia es mayor.

Luna
Photo by James Wheeler on Pexels.com

Júpiter en buen aspecto

Júpiter está en buen aspecto a la lunación. En esta ocasión la oposición entre el Sol y la Luna se producen el grado 27 ° del eje Géminis-Sagitario.

El primer aspecto que hace la Luna después de la oposición con el Sol es un trígono con Júpiter, un contacto muy favorable para comunicar, socializar, conectar, pero también lo es para descansar, tener paz, relajarse y viajar.

Esto será especialmente así para quienes tengan puntos sensibles de la Carta  Natal en el último decanato de los signos de Aire: Géminis, Acuario y Libra. Para Aries y Leo también, aunque en menor medida.

La conjunción de Plutón con Venus y su retrogradación

Otro aspecto importante que se realiza es el encuentro en el grado 25 de Capricornio de Plutón con Venus y su retrogradación, pues se encuentra estacionaria en momentos de la Lunación y hasta aproximadamente finales de año.

Así, forma aspecto con el planeta del poder y la transformación que intensificará las expresiones afectivas, sentimentales o emocionales para los signos de Tierra: Capricornio, Virgo y Tauro.

Será una influencia gratificadora que incrementará los deseos en la pareja y pueden presentarse oportunidades con la economía donde pueden presentarse propuestas interesantes de crecimiento y cambio.

Sin embargo, para aquellos nacidos en el tercer decanato de los signos de CáncerAries y Libra e, incluso, Capricornio podemos esperar un período de tensiones afectivas y en las relaciones. Deberán estar prevenidos respecto a la tendencia de esta influencia en relación con los celos y la posesividad.

Tampoco son tiempos especialmente favorables para estos signos en lo relacionado a la actividad social, reunirse con amigos o hacer propuestas sentimentales. Con este contacto tampoco deberían hacerse gastos imprudentes que solo servirán para gratificar deseos momentáneos.

Satruno by Pixabay

Saturno & Urano

El aspecto exacto entre estos dos “pesados”, Saturno y Urano, se produce en las primeras horas del 24 de diciembre. Saturno, ya en movimiento directo, se encamina al encuentro con el otro titán.

Estas fuerzas en pugna hasta el aspecto exacto que luego, poco a poco se irá diluyendo, y estará activo todo el 2022. Aunque recién los primeros días de octubre del próximo año volverán a estar en un orbe muy cerrada de cuadratura.

Las cuadraturas son aspectos de esfuerzos, de trabajo, de retos, son dinámicos.

El conflicto entre Urano y Saturno parece desarrollarse entre lo nuevo que se quiere imponer y lo viejo que necesita permanecer, se trata seguramente de la transición y adaptación que todos estamos viviendo de una u otra forma.

Como imagen astrológica, Saturno, el último planeta del septenario, representa la estructura, la tradición, lo tradicional, lo conservador, lo restrictivo, lo escaso, los obstáculos. Es aquello que estructura, organiza, se mide o se controla y se encuentra muy fuerte en su domicilio de Acuario.

Urano, en cambio, se descubrió en tiempos de la revolución francesa cuyo lema era igualdad, fraternidad y libertad. Es rupturista, anticonvencional, rebelde y representa todo lo moderno, tecnológico, científico, progresista e innovador.

Se trata de dos fuerzas en pugna que puede interpretarse como aquello nuevo que se quiere imponer frente aquello viejo que se resiste a cambiar, aquello que está en rebeldía contra el hecho de querer controlar, limitar, frenar; una lucha entre las restricciones y el anhelo de la libertad.

Este aspecto puede expresarse como un esfuerzo por la superación de dificultades y a nivel general puede pensarse como problemas con la tecnología, la electricidad, los aviones, así como todo asunto que asocie economía y tecnología.

Cambio Repentino

Esto es, viejos métodos contra los actuales, viejas conductas versus nuevas metodologías y puede ocurrir en todos los ámbitos. Podría significar también, un cambio repentino en el curso de las cosas.

Alguna de las personas que tengan puntos sensibles a finales del primer decanato y primeros grados del segundo decanato de los signos Fijos -Tauro, Escorpio, Acuario y Leo- estarán viviendo tiempos de cambios, movimientos o transformaciones.

La cuadratura de Saturno con Urano no indicará momentos de estabilidad y puede generar muchas alteraciones, sobre todo imprevistas, a veces las situaciones parecen irse de control.

Urano suela dar a las cosas un giro de 180° y fue llamado muchas veces “el despertador”. Así mismo para estos nativos puede ser una oportunidad para lograr avances probablemente en circunstancias difíciles o que exijan esfuerzo.

Las cuadraturas son desafíos y nada se logra sin empeño. Meditación mucho relax, práctica de yoga, caminatas largas en contacto con la naturaleza ayudarán.

Saturno desde Acuario estructura a los finales del primer decanato y primeros grados del segundo de los otros signos de Aire –Géminis y Libra– brindándoles orden y seguridad.

Por otra parte, Urano desde Tauro favorecerá a quienes tengan puntos sensibles a finales del primer decanato y primeros grados del segundo decanato de los signos de Tierra –Virgo y Capricornio– y primeros grados del segundo, brindándoles cambios de forma armónica y favorable, trayendo a su vida cosas nuevas y facilidades imprevistas.

Sagitario y Aries reciben también la energía organizadora de Saturno desde un ángulo afín, pero de forma más tenue; lo mismo sucede con Piscis y Cáncer, que reciben las energías del inquieto e imprevisto Urano desde un ángulo suavemente afín, por lo que su influencia será muy sutil.

Recordemos siempre que todas estas descripciones son de carácter muy generales y cada Carta es como la huella digital, particular y única, por lo tanto, para tener una visión completa de los tránsitos y de los ciclos que puedan estar viviendo lo aconsejable es recurrir a un profesional.

Marte- Imagen de Pixabay

Y el infaltable Marte

Marte, el dios mitológico de la guerra, el planeta de la acción, de la puesta en marcha, transita los primeros grados de Sagitario, en conjunción al nodo sur. El nodo sur​, en general, para la tradición se asocia con disminución, por lo que es posible que aminore o distorsione la expresión el planeta de la acción.

Tanto para Sagitario como para los signos de Fuego –Aries y Leo– que se ubican en un ángulo afín, será un tiempo de acción, de plena actividad, de mucha energía, aunque no siempre persistente, de combatividad, donde se podrá dirigir y orientar el poder de la voluntad.

Sentirán mayor energía física, alegría de vivir, habrá mayor necesidad de acción, decisión, de tener iniciativas. Un tiempo mucha actividad. Será una buena época para estos signos para buscar un ascenso o emprender nuevas tareas.

Libra y Acuario reciben también de su activa influencia desde un ángulo favorable, aunque de manera menos evidente.

Los signos de GéminisPiscis y Virgo con Marte orbitando desde un ángulo hostil podrán verse inclinados a actuar con impulsividad, a manejar las cosas sin considerar el sentimiento de los demás.

Pueden ocurrir peleas, equivocaciones por lo que no será una buena época para el trato con superiores. Esta posición representa una energía que busca una rápida salida, por lo que será aconsejable para estos signos durante este período practicar actividad física moderada, evitar enfrentamientos y riesgos innecesarios.

Por Patricia Kesselman
Astróloga y profesora de astrología y tarot.
En Instagram: @horoskopo.

close
Ser Azul articulos

¿ MÁS INSPIRACIÓN?

REGÍSTRATE!
Recibirás Ultimas Notas
Cuando? 1 vez por mes
Es free

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Certificados SSL Argentina
×
A %d blogueros les gusta esto: