Murió Diego Maradona: la Carta Natal del “10”

    diego maradona

    Diego Maradona nació en Lanús el 30 de octubre de 1960 a las 6:34:40 (hora corregida).
    Eso significa que su Ascendente natal estaba en Escorpio, muy cerca de su Mercurio en Escorpio. Su Sol, también en Escorpio, está presente en una casa muy difícil, la Casa 12, lugar de encierro, de aislamiento y de enfermedades.

    El Sol es el brillo, la voluntad, uno de los puntos que marca vitalidad en una Carta Natal. En esta se encuentra en conjunción a Neptuno, el planeta de lo tóxico, de los estados alterados de conciencia y de la irrealidad. Neptuno es uno de los planetas que nos habla de las adicciones con las que nuestro aguerrido Escorpio ha luchado gran parte de su vida.

    El astro regente del signo de Escorpio es Marte, planeta de la iniciativa, de la lucha, de los impulsos y de la toma de decisiones. Marte es el planeta que rige el deporte y a quienes los practican. Ser futbolista es una actividad que, sin dudas, requiere de un gran derroche de energía, iniciativa y decisión.

    En esta Carta Natal de Diego Maradona, Marte está en oposición a Saturno y ambos en buen aspecto al Ascendente en Escorpio por lo que la energía, la determinación y la resistencia nunca le han faltado.

    Marte, que está en la casa novena (casa de viajes y del extranjero) en trígono a la Luna en Piscis (¡los pies!) está presente en su Casa 5, la casa que representa al deporte, casa también de los hijos.

    diego maradona

    El signo de Piscis donde está la Luna es un signo fértil y doble que da abundancia. El trígono Marte, Luna, Mercurio nos habla de su gran popularidad.

    Marte está en Cáncer, el signo de su caída, por lo que muchas veces se ha dejado llevar por sus impulsos emocionales. Hay mucho elemento Agua en la Carta de Diego Maradona , (Ascendente, Luna, Sol, regente del Ascendente) lo que lo muestra como una persona sensible, apasionada y muy movida por las cuestiones emocionales.

    Como dijimos, Marte, el planeta de la acción, recibe la oposición de Saturno lo que indicaba los impulsos contradictorios que aportaban una cuota de agresividad, quizás necesaria para el juego, pero no tan favorable para la vida.

    Sucede algo similar con Mercurio, el planeta de la comunicación que también “responde” a Marte y que está sobre su Ascendente. Éste le otorgó una comunicación ácida, picante, sin filtros, que le permitía decir lo que pensaba sin importar nada; en ocasiones, incluso, parecía un tanto déspota.

    Al ser regente de la Casa octava (una casa de pérdidas y crisis) nos cuenta que muchas veces sus palabras jugaban en su contra ya que el regente de la octava sobre el Ascendente marca conductas poco favorables para sí mismo. Ese Mercurio fue activado el pasado 15 de noviembre por la Luna nueva en Escorpio que se produjo en ese signo y en ese grado.

    Diego Maradona El “10” acababa de cumplir 60 años

    Todas las personas atravesamos una serie de tránsitos a edades claves que casi se caracterizan por llevarnos un paso más allá de nuestro camino personal. Los tránsitos de Júpiter y de Saturno se manifiestan con una claridad inconfundible.

    Júpiter y Saturno son planetas son planetas sociales, ambos están relacionados con la dirección que le damos a la vida, por lo que cuando transitan en nuestra Carta, nos invitan a adaptarnos por completo a nuestro entorno social. Sus ciclos son claves en la vida y marcan puntos críticos.

    ¿Qué es el ciclo de un planeta? Es el tiempo que tarda el planeta en regresar a la posición de partida, es decir, volver a hacer conjunción exacta con el punto del cual partió. Saturno tarda entre 29 y 30 años en recorrer toda la carta y regresar a la posición de nacimiento. Esto se denomina “retorno de Saturno” y es un momento clave para la vida humana.

    Entre los 58 y los 60 años, Saturno en tránsito realiza su segunda conjunción con nuestro Saturno natal indicando el ciclo final de la vida. Es probable que muchos de los asuntos y desafíos del primer retorno vuelvan a un primer plano, se toma conciencia de la finalización de algo, de que la vitalidad disminuye y que el ciclo productivo se acerca a su fin. En la antigüedad se la consideraba la edad de la filosofía, de la sabiduría, porque sólo a través de ella es posible la recolección de la cosecha de la vida.

    Por otra parte, el ciclo de Júpiter tarda un poco menos de 12 años en recorrer toda la Carta Natal pasando alrededor de un año en cada signo en el momento en que regresa a su posición original. Esto se conoce como “retorno de Júpiter” y es un momento expansivo en el que definimos las nuevas direcciones vitales a través de la toma de decisiones.

    Ambos planetas se combinan cada 20 años, pero a los 60 años se combinan ambos ciclos, el ciclo de Saturno y el de Júpiter. Por lo tanto, se trata de un momento clave en la vida.

    En el sistema direccional de Astrología llamado Profecciones (la carta avanza simbólicamente un signo por año) al cumplir 60 años se retorna al Ascendente.

    Demetrio Santos, el gran astrólogo español, dice con relación al ciclo de los 60 años: “El influjo del Ascendente ha de considerarse no solamente sobre el plano físico, como se hace normalmente, sino en todos los planos, puesto que el estado físico y los acontecimientos en dicho plano son fundamentales para todo hombre, ya que influencian lo psíquico fuertemente. Los efectos psíquicos vienen de la mano de los somáticos, mal puede estar optimista el individuo aquejado de una grave enfermedad, o tener grandes esperanzas aquel a quien todo le sale mal en lo material, cuando se halla en una fuerte oposición planetaria”. Esto es lo que sucedió con Diego Maradona.

    Además del tránsito de los cronocratores Júpiter y Saturno, Marte en tránsito, que era importante de observar por ser el planeta regente del Ascendente y por lo tanto el que nos cuenta sobre la profección del año, estuvo (y aún está) orbitando en cuadratura (aspecto de desafiante tensión) a su oposición natal Marte-Saturno indicando fuertes tensiones físicas y psicológicas.

    Urano -el planeta de lo imprevisto- en tránsito desde Tauro estaba en oposición a su Sol. El Sol está asociado directamente con el corazón y con la salud, ya que es un punto de vitalidad. Neptuno en tránsito, planeta asociado con la enfermedad, en conjunción a su Luna tiene algo para decirnos.

    Hace menos de un mes cumplió años con la Luna en Aries y con Marte conjunto a la Luna, hoy se despide con la Luna en Aries y con Marte conjunto a la Luna.

    Esos aspectos también afectan al Sol y a la Luna de la Argentina. Marte desde el 16 de Aries les hace cuadratura (aspecto de tensión y dificultad) a ambos luminares, algo que afecta tanto al pueblo como al poder…. Marte, el planeta de los deportistas suele también darnos golpes simbólicos.

    Por Patricia Kesselman.
    Astróloga y profesora de astrología y tarot.
    http://kesselman.com.ar
    En Instagram: @horoskopo.