fbpx
Necesitamos aprender a controlar nuestros pensamientos

  • 9 agosto, 2019

Es lo que afirma el científico Jean Pierre Garnier Malet.
El objetivo es que seamos conscientes del poder y de la responsabilidad que tiene nuestra mente.
Por Natalia Carcavallo

Garnier Malet es conocido por muchos descubrimientos científicos de gran importancia.
Además, se lo conoce como el Padre de la Teoría del Desdoblamiento del tiempo, un principio vital tan sencillo de aplicar que en ocasiones parece complejo. El desdoblamiento del tiempo ha existido desde siempre.
El francés asegura que la ciencia que no ayuda a mejorar nuestra vida, no sirve para nada.
Dice que los seres humanos no estamos al servicio de la ciencia, sino que somos la ciencia.

“Es una mala costumbre forzar a las personas a leer aquello que nos ha gustado a nosotros.
Dejémoslos libres de descubrir sus posibilidades futuras por simple telepatía.
Dejemos de ayudar a aquellos que no nos han pedido nada”.
J.P.Garnier Malet.

 

¿Por qué la Benevolencia es una ley física fundamental y no un mandamiento divino ni un postulado de las religiones para su propio orden moral?
¿De qué manera podemos aprender a cambiar nuestro futuro?
¿Por qué la capacidad de controlar nuestros pensamientos lo puede cambiar todo?
¿Es la intuición aquello que nos permite vivir?
¿Estamos viviendo el final de los tiempos?

Desde hace muchas décadas, el reconocido científico Jean Pierre Garnier Malet afirma en sus libros y conferencias: “Necesitamos aprender a controlar nuestros pensamientos. Los actos son secundarios”.

Por eso, con cierta paciencia para explicar cosas obvias da a conocer los principios básicos de la teoría para que todos podamos aplicarla en nuestra vida para nuestro mayor bien y para el de todos.
Está seguro de que ya no hay tiempo para seguir haciendo demostraciones, sino que es necesario utilizarla y recuperar una sabiduría que siempre ha estado ahí.
Es sorprendente, o no, que algunos de los teoremas de la Teoría parezcan principios metafísicos o religiosos y sin embargo sean científicos.

“No le hagas al prójimo lo que no te gustaría que el prójimo te haga” es algo que nos han enseñado desde siempre, pero la afirmación está tergiversada. La ley científica tiene una leve pero fundamental modificación:
“No pienses en hacerle al prójimo lo que no te gustaría que el prójimo piense en hacerte a vos”.

La clave está siempre en el pensamiento que es el responsable de todos los actos, las emociones y de la fabricación de los potenciales que vamos a vivir o que otros vivirán a causa de nuestro pensamiento. El pensamiento es energía.

"No vivimos de nuestros pensamientos, sino del eco de nuestros pensamientos".
“No vivimos de nuestros pensamientos, sino del eco de nuestros pensamientos”.

El presente es la actualización de la memoria del futuro

Garnier afirma que no vivimos de nuestros pensamientos, sino del eco de nuestros pensamientos.
Por eso es imprescindible que aprendamos a controlarlos.
La vida siempre es una actualización de un pensamiento y esto hace necesario que los cuidemos, por nosotros y por los demás porque siempre somos responsables.
En sus conferencias suele usar este ejemplo cotidiano:

“Yo tengo un ataque de ira y pienso en matar a mi jefe.
Claramente no lo haré porque soy civilizado, pero el solo hecho de haberlo pensado genera un potencial que alguna persona que se conecte con él lo realizará y matará a alguien. Yo soy responsable de ello”.

El potencial que generan nuestros pensamientos puede ser vivido por cualquiera.
Un pensamiento llega a nuestro cerebro 0,5 segundos antes de que tengamos conciencia de ello.
Hay muchos experimentos realizados hace décadas que lo ratifican.
Según la teoría del desdoblamiento del tiempo es fundamental estar en la Benevolencia, ese estado que nos permite crear potenciales que nos faciliten la vida y nos permitan entrar en otra lógica y de la misma forma también podemos ser responsables de nuestro placer o del otro.

“Tus pensamientos benevolentes no son ninguna energía, pero crean a tu alrededor un vacío porque todas las personas malevolentes se apartan de ti como si les quemaras”, suele decir Garnier Malet haciéndonos recordar el dicho:
“Quien siembra vientos cosecha tempestades”.

Esta es otra ley física y no metafísica.

“Siempre fabricamos un futuro potencial antes de vivirlo y tomamos conciencia de ello instantáneamente”.

 

“El desdoblamiento del Tiempo es un principio general que nosotros aplicamos sin saber.
Siempre fabricamos un futuro potencial antes de vivirlo y tomamos conciencia de ello instantáneamente.
A veces tenemos anticipaciones, premoniciones, intuiciones, y no sabemos que eso viene de nosotros”,
explica el científico.

Todas las ideas, la inspiración y los descubrimientos científicos provienen de la Intuición. Garnier afirma también que podemos cambiar todo nuestro potencial mediante las Aperturas temporales y así lo detalla en su libro Cambia tu futuro por las aperturas temporales.

“Todo en el Universo esta desdoblado, y el hombre también.
Tenemos un cuerpo físico y uno energético que busca la información
y que se desplaza a velocidades superluminosas, que cambia de tiempo
y que está presente en otro tiempo.
En ese tiempo también hay uno que tiene un cuerpo y eso nos hace pensar
que es un doble pero el hecho es que estamos presentes en dos tiempos a la vez.
El presente fabrica un futuro que instantáneamente es memorizado
y actualizado (o vivido) e instantáneamente eso genera un nuevo presente”.

Por eso son tan importante los pensamientos de Benevolencia.
De forma instantánea recibimos otros de igual tipo. Cuando estamos en la malevolencia, sucede lo mismo.
Garnier aclara que es muy difícil controlar los pensamientos, pero para arreglar los malos potenciales que creamos durante el día, tenemos la noche. Hay que controlar el adormecimiento y el estado en el que nos vamos a dormir.
Si logramos saber que cada noche, nuestro cuerpo energético irá a buscar los mejores potenciales que necesitamos en este tiempo, vamos a dormir “como niños” porque al otro día a través de intuiciones y otras formas, lo que actualizaremos en nuestra vida será la mejor experiencia que podamos tener, sea cuales sean las circunstancias que estamos viviendo.
Esto sucede por una ley y por un mecanismo que se puede profundizar en sus libros y en sus conferencias.
Cuando nos vamos a dormir abrumados, lo que recibimos al otro día, es información de la misma frecuencia.

Escenario flotante en el Festival de Bregenz en Austria

¿Estamos viviendo el final de los tiempos?

Hay muchas culturas que sabían y que anticiparon lo que se llama “El final de los Tiempos”, pero lo que estamos viviendo en realidad, es el final de un ciclo del desdoblamiento, una transición de 1080 años.
Esto es un cálculo matemático que los antiguos conocían y se relaciona con la Precesión de los Equinoccios.

Sin embargo, lo más importante para decir es que el final de los tiempos no tiene nada que ver con el caos.
Sin embargo, las personas lo asocian a esta idea y fabrican estos potenciales, el caos se actualiza, se manifiesta, se vive.

Garnier siempre aclara que Apocalipsis en griego significa “descubrir lo escondido”, “una revelación” y de eso se trata este tiempo. Todas las informaciones están disponibles, todos los potenciales de la humanidad están a nuestra disposición y de esta forma recibimos la consecuencia de nuestro pensamiento inmediatamente.

Sin proselitismo

Otro de los teoremas del Desdoblamiento que podemos aplicar de inmediato a nuestra vida es empezar a comunicarnos con los demás sin proselitismo. Querer ayudar al otro, darle recomendaciones, o intentar convencerlo de algo, es incorrecto y le genera potenciales que quizás no son para él. “Para poder decir algo que nosotros creamos que el otro necesita hay que esperar que él nos haga una pregunta. Imponer un pensamiento es malevolencia. El que lo hace vivirá las consecuencias de ello”, afirma el físico.

Por Natalia Carcavallo

error

Inspirate con Ser Azul, seguinos!

RSS
Facebook
Facebook
Instagram
Follow by Email
A %d blogueros les gusta esto: