fbpx

Conocimientos indígenas podrían ayudar a la adaptación forestal ante cambio climático

conocimientos indigenas, bosque, ecologia

El reciente informe destacó la necesidad de unir conocimientos indígenas con la ciencia occidental para proteger los bosques nacionales de Estados Unidos ante el cambio climático.


Un equipo de 40 expertos propuso un nuevo enfoque de gestión forestal que incorpora saberes indígenas junto con la ciencia occidental.

El informe, publicado el 25 de marzo, ofrece un camino hacia la conservación y restauración de los bosques más resilientes, vitales para la biodiversidad y el equilibrio ecológico. Este fue realizado en conjunto con la Universidad Estatal de Oregón, la Universidad de Washington y la Estación de Investigación del Noroeste del Pacífico del Servicio Forestal de Estados Unidos.

Mitigar los efectos del cambio climático en los bosques

Así, Cristina Eisenberg, decana asociada de silvicultura de la Universidad Estatal de Oregón, advirtió sobre la necesidad de actuar de manera conjunta para mitigar los efectos del cambio climático en los bosques. Según la decana, la integración de estos conocimientos puede proporcionar una visión más completa para abordar los desafíos que enfrentan los bosques de la región.

Cabe destacar, el informe surgió como respuesta a la Orden Ejecutiva 14072, firmada por el presidente Joe Biden en 2022, que insta a proteger los bosques viejos y maduros. Pues estos bosques, a menudo dominados por árboles más grandes, enfrentan amenazas como sequías, incendios y plagas de insectos, problemas agravados por el cambio climático.

La orden ejecutiva enfatiza la importancia del conocimiento indígena, reconociendo su papel en la gestión histórica de los bosques. Ejemplo de ello son prácticas como la quema intencional, empleada por muchas culturas indígenas, con la cual se disminuía la densidad de los bosques, se promovía un crecimiento saludable del sotobosque y se lograba albergar una amplía diversidad de vida vegetal y animal, destacó la Universidad de Washington en un comunicado.

Asimismo, Paul Hessburg, ecologista de investigación senior del Servicio Forestal, destacó la necesidad de adoptar una ética de reciprocidad y consideración a largo plazo. «Estas perspectivas guiaron nuestras recomendaciones, que sugieren tomar de la tierra y retornar en igual medida, y administrar proactivamente estas tierras con siete generaciones en mente», destacó Hessburg.

El informe, que cuenta con la colaboración de diversas instituciones y expertos, no solo propone cambios en la gestión forestal, sino que también promueve un cambio de paradigma hacia una visión más sostenible de la relación entre humanos y bosques frente al cambio climático.

Así, Chris French, jefe adjunto del Servicio Forestal, considera que este un paso crucial para comprender la importancia de la integración de conocimientos indígenas y científicos en la gestión forestal futura, con el objetivo de mejorar la resiliencia de los bosques ante los desafíos climáticos actuales y futuros.

Regina Rodríguez
NotiPress

Photo by MirelaKonto on Pixabay

Puede que también te guste...

Descubre más desde Ser Azul®

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

×